La Laguna, Honduras

Honduras

De los 100 000 caficultores que hay en Honduras, la mayoría solamente poseen pequeños terrenos, por lo que para el procesado y la venta del café tienen que desplazarse lejos y, por tanto, correr con más gastos. Muchos viven casi exclusivamente del cultivo del café. Para estas familias, los años de malas cosechas por causa de fluctuaciones climáticas pueden tener consecuencias trágicas.

La Laguna

Junto con otras 26 aldeas, La Laguna forma parte del municipio de Concepción del Norte. Allí viven unas 10 000 personas. A las afueras está el «beneficio» con su tiendecita. El objetivo es que, en el futuro, 300 pequeños caficultores laven y sequen su café en esas instalaciones. Con la centralización se pretende mejorar la calidad de forma sostenible y garantizar a los campesinos unos ingresos mayores y fijos.

La vida en La Laguna

En el «beneficio» suelen reunirse los habitantes de La Laguna y de las aldeas cercanas. Allí, no solo hablan de los negocios, sino que también comparten su vida. Están muy unidos y todos echan una mano cuando alguien necesita ayuda. Los caficultores viven de forma muy humilde. Algunas casas, una escuela primaria y la plaza con su iglesia caracterizan a este pueblo tan familiar.