Cultivo y cosecha

Cultivo

El suelo, la temperatura y la luz solar influyen considerablemente en el crecimiento de estas sensibles plantas. Dado que los caficultores no pueden influir en los factores medioambientales, su oficio consiste en sacarles el mejor partido a los arbustos. Por eso aprenden en cursos a qué distancia plantar unos cafetos de los otros para que tengan suficiente espacio y reciban la luz solar que necesitan, además de cómo realizar los procesos de fertilización y cosecha de forma eficaz.

Certificación UTZ

De nuestros caficultores, 244 ya producen café ajustándose a los estándares de UTZ. Hasta 2021 se estima que serán 300. En el marco de la certificación UTZ, apoyamos a los agricultores para aumentar su productividad y fomentamos un cultivo sostenible del café o, lo que es lo mismo, damos una gran importancia al trato respetuoso del hombre y la naturaleza. No hace mucho que Oswaldo cultiva café con la certificación UTZ. Su objetivo personal es aplicar técnicas de cosecha y tratamiento más eficaces para mejorar la calidad de su café de forma sostenible. Desde que cuenta con la certificación, en la plantación utiliza un calendario en el que documenta los trabajos que tiene que realizar en cada momento.

Gestión de las plantaciones

El cultivo del café implica mucho más que, si lo tomáramos al pie de la letra, simplemente «cultivar las plantas». La gestión eficiente de los cafetales es algo imprescindible para los productores, que aprenden en cursos a llevar un control exacto de los ingresos y gastos. Las nociones de agronomía, como las técnicas adecuadas de fertilización, poda o recolección, también están en el temario. Por último, pero no menos importante, aprenden a eliminar las malas hierbas sirviéndose de machetes.

Cosecha

Cada uno de los pasos de la producción del café influye en su calidad. Y lo mismo ocurre con la técnica de recolección. Las bayas que todavía están verdes afectan negativamente al perfil de sabor del café. De ahí que en La Laguna solo se recolecten las que están maduras, y a mano. Como no todas maduran a la vez, este proceso, denominado picking, se lleva a cabo en varios pasos. La recolección a mano requiere mucho tiempo y es muy laboriosa, pero es fundamental para la calidad del café.

Plantaciones modelo

Si bien es bueno conocer la teoría, para llevarla a la práctica es de gran ayuda guiarse por algún ejemplo existente. Por eso nos encargamos de preparar una serie de plantaciones modelo con algunos de los caficultores. En ellas, se muestra cuál es la mejor forma de plantar los arbustos y cuáles son los métodos que mejor resultado dan en la práctica. De este modo, la teoría se vuelve algo palpable y los caficultores la entienden de forma realista. Así, invitamos a los otros a seguir su ejemplo.